"/>

Palabras de la Directora

 

Imagen foto_00000001

Queridas niñitas:

"Soñad y os quedareis cortos" decía san Josemaría.

Hace 27 años un grupo de papas arrendó una casa en 6 y Medio Oriente y fundó este Colegio.
Soñaban un colegio que privilegiara la formación católica y en la que se educara no solo la inteligencia de sus hijas sino que también su corazón....
Soñaron en grande como cada una de las que está acá puede y tiene derecho a soñar.
Soñaron con fe en que Dios llegaría ahí donde la fuerza humana y su trabajo profesional no alcanza.

Soñaron que muchas familias querrían lo mismo para sus hijas.
Soñaron ver a sus nietas en este Colegio.
Y hoy nos emocionamos, porque vemos como este sueño se ha ido haciendo realidad durante 27 años y ahora damos un paso más, instalándonos en nuestra sede definitiva.

Si este grupo de padres hoy estuvieran acá diría al igual que San Josemaria, que soñaron y se quedaron cortos.

Albamar es el fruto de un sueño.
Un sueño que se puso en línea de batalla con el miedo, con la desesperanza, con la vergüenza. Un sueño que implicó grandes esfuerzos, trabajo profesional, optimismo y mucha oración.
Así cada una de nosotras podemos tener un sueño, un ideal alto y grande que alcanzar, pero para que se precie de ser un sueño o un ideal tiene que implicar un vencimiento, un reto personal.
Seamos mujeres valientes para dar esos pasos importantes, no sintamos vergüenza de querer alcanzar ideales lejanos, y mantengamos siempre la esperanza en el camino.

Pongamos todo nuestro empeño, nuestro estudio o trabajo, nuestra oración y alegría en las manos de Dios y llegaremos a decir algún día que soñamos y nos quedamos cortas.

----- -----
Hoy queremos dar una especial bienvenida a las familias que llegan al Colegio, también a un grupo de profesoras que se integran a Albamar y decirles que esperamos que se sientan todas muy bien acogidas.

También a nuestras alumnas de 1 básico que comienzan una etapa de crecimiento muy importante en la que estamos muy contentas de ser parte.
Y a nuestras alumnas de IV medio, desearles que este año que es tan especial, lo puedan aprovechar al máximo, afianzando esos lazos de amistad que las unen y estudiando para poner las últimas piedras de manera responsable.
----- -----
Hoy nuestro Colegio creció significativamente, y si me permiten compartir un sueño, les diré que sueño que todas las personas que hayan pasado, por poco o por mucho tiempo por este colegio, se hayan acercado a Dios, de esta manera no solo habrá crecido el colegio como infraestructura, sino que todos quienes estamos bajo su alero.

Debo reconocer que este sueño se vuelve AÚN más ambicioso con las alumnas, de las que sueño no solo que se hayan acercado a Dios sino que también se hayan enamorado de Él, llegando a tener una relación personal con Cristo.
Ese es mi sueño, alumnas Albamarinas con un corazón grande, generoso y enamorado, Albamarinas que con su forma de vivir den un fuerte testimonio de alegría, de esperanza y de su amor por Cristo.
Estoy segura de que para este sueño me quedaré corta.

Muchas gracias