Visita de Benigno Blanco

Charla Benigno Blanco

CONOCERNOS PARA PODER SER FELICES

Jueves 11 de abril de 2019

 

El 3 y el 4 de abril, tuvimos el honor de contar con la visita de don Benigno Blanco Rodríguez, abogado español, ex-ministro de Estado y ex-presidente del Foro Español de la Familia, miembro del Consejo Pontificio para la Vida y galardonado, en Italia, el año 2011, con el premio San Benedetto, otorgado a quienes se dedican a defender la familia y la vida.

En su visita a nuestro Colegio, dictó tres conferencias: una para profesores de los Colegios Albamar y Montemar; otra dirigida a los padres de familia, conferencia con la que se dio inicio al Curso de Orientación Familiar Primeras Decisiones; y una tercera, para las alumnas de Octavo Básico a Cuarto Medio.

Cada una de las charlas fue diferente, aunque en todas primó una idea común: la necesidad de reconocer que nuestro modo de ser nos dice mucho acerca de nosotros y que necesitamos conocernos para ser felices. Para Benigno Blanco esto es fundamental volver a pensarlo y decirlo, porque hoy ha entrado con fuerza en nuestra cultura una visión pesimista de la realidad y del ser humano, que nos dice que no tenemos un modo natural de ser, sino que podemos decidir ser y hacer lo que se nos ocurra. El problema es que si no tenemos criterios estables, se nos hace muy difícil poder encontrar un camino para transitar con seguridad hacia nuestra felicidad.

Hoy se ha tergiversado el sentido de nuestra sexualidad, aspecto de nuestra naturaleza que nos define y respecto del cual es necesario tener unos criterios intelectuales y morales estables que nos permitan realizarnos y ser plenamente libres en nuestras decisiones. Para los profesores, esto lo trató poniendo énfasis en la necesidad de educar personas libres, seguras de sí mismas y capaces de discernir entre lo malo, lo bueno y lo mejor; al mismo tiempo, capaces de amar. Para los padres, enfatizando la importancia de la familia, donde esta educación se da de modo natural y cotidiano, donde aprendemos cómo somos las personas en la convivencia diaria, con el cariño y la firmeza necesarios para lograr el desarrollo pleno de nuestras capacidades y de nuestra libertad. Finalmente, a nuestras alumnas les habló del gran valor que cada una tiene y que cada una es responsable de cuidar, potenciar y respetar, haciéndose respetar por los otros.

Del sentido de la vida, de la sexualidad, de los misterios que aun con comprendemos y también de lo que sabemos con certeza, nos habló en estas tres interesantísimas charlas, dejándonos mucho para pensar y hablar, porque nos pidió que difundamos la verdad sobre el hombre, para que todos podamos efectivamente ser libres.